Una realidad llena de enfrentamiento social, político y moral en World Press Photo

Guerras entre líderes de aquel arte retórico llamado política, el auge de ideologías radicales defendidas con sangre, y las crisis económicas que han desembocado en inmundicias humanas, han sido algunos de los motivos por los que la historia de la humanidad se ha visto marcada, una vez más, este 2016 y 2017, y que hoy, se recogen en la exposición World Press Photo de Madrid. En el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM. Calle Hortaleza 63), y desde el 29 de septiembre y hasta el 1 de noviembre, las puertas de la exposición estarán abiertas para disfrutar de un flashback de algunos de los momentos más representativos llenos de lucha, valentía e incluso fuerzas sacadas de la flaqueza de una tristeza sin igual.

Abre la exposición El Premio World Press Photo of the Year, una de las fotografías más comentadas del momento: Un Asesinato en Turquía, realizada por Burhan Ozbilici. En esta, yace muerto el embajador ruso Andrey Karlov , asesinado por un policía fuera de servicio, Mevlut Mert Altintas. El embajador hablaba en la presentación de una galería de arte de la ciudad el 19 de diciembre de 2016 cuando el guardia que se encontraba detrás de este le disparó al grito de “Alá es grande” y “No te olvides de Aleppo. No se olvide de Siria “. La fotografía ha sido tomada con una Canon EOS 5D Mark III, una velocidad de obturación de 256, un ISO de 1600, una apertura de 5.0 y un objetivo de 58mm.

FOTOGRAFÍA 1

 

El español Santi Palacios recoge uno de los momentos más emotivos y dolorosos de entre todos los presentes en la exposición. Left alone muestra la historia de dos hermanos nigerianos que cruzan el mediterráneo en una patera dirección Italia en busca de una nueva oportunidad, y tras perder a su madre que fallecía después de cruzar el Sahara. El contraste de color de la fotografía, unido, sin duda, al sentimiento que esta provoca ha hecho que se convierta en una de las más llamativas y admiradas para mí. Con una Canon 5D Mark III, una velocidad de 320, un ISO de 250 y una apertura de diafragma de 8.0; ocupa el Segundo Premio de Fotografía Individual.

FOTOGRAFÍA 2

Desde el mediterráneo, atravesamos Asia para llegar hasta Filipinas donde nos espera, cámara en mano, Noel Celis para mostrarnos la historia de The Philippines ´Most Overcrowded Jail; una cárcel capacitado para albergar a 278 prisioneros, y que sin embargo, el pasado agosto acomodaba a 3.800 presos. La falta de espacio hace que, aquellos que están pagando condena, vivan una tortura al no tener espacio en el que habitar y verse obligados a dormir, incluso, en los escalones de una escalera. Celis ha obtenido el Tercer Premio dentro de la categoría de Fotografía Individual.

 

FOTOGRAFIA 3

El fotógrafo Brent Stirton ha ganado el Primer Premio dentro de la categoría de Naturaleza gracias a Rhino Wars la fotografía de un rinoceronte negro al que han cazado por su cuerno. En Asia la demanda de cuerno de rinoceronte está en aumento por las propiedades medicinales de este. Sin duda una fotografía que muestra la crueldad de la ambición del ser humano que acaba, poco a poco, con la naturaleza y los seres que habitan en ella con un mismo objetivo: el dinero. Sus metadatos son los siguientes: Fotografiada con una Canon EOS 1D X, Stirton utilizó una velocidad de obturación de250, con una apertura de 9.0, un ISO de 200 y un objetivo de 28 mm.

 

FOTOGRAFIA 4

Estas tan solo son algunas de las fotografías más representativas de los distintos conflictos que azotan la sociedad universal, y que han sido recogidas por World Press Photo. Visitar la exposición ofrece una visión global de todo lo que nos rodea y no somos conscientes de su existencia. Permite valorar la calma de quienes somos afortunados por tenerla, y conocer más allá de lo que separa a nuestras fronteras. Por 5 Euros, la entrada general, y 3 euros con Carnet Joven, podrás disfrutar de la exposición todos los días de la semana en COAM.

Javier Garay

Anuncios

DOSIS DE REALIDAD EN EL XX PREMIO INTERNACIONAL DE FOTOGRAFÍA HUMANITARIA LUIS VALTUEÑA

Madrid acoge por cuarto año consecutivo la exposición del XX Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña, unos premios que reconocen la labor de aquellos fotógrafos que capturan la visión más cruenta y desconocida de la realidad.

Corría el año 1997 cuando en el contexto posterior al Genocidio de Ruanda, Luis Valtueña, fotógrafo español que colaboraba con la ONG Médicos del Mundo, fue asesinado en el país del África Central junto con el médico Manuel Madrazo, y la enfermera María Flors Sirera. Desde entonces, se celebra la entrega de premios de fotografía en su memoria.

Este año, que se conmemora el veinte aniversario del inicio de entrega de estos galardones, ha sido Madrid la encargada de exponer los trabajos que se han presentado. De entre todos, Sergei Stroitelev ha sido el ganador, seguido de César Pastor Castro, Pablo Piovano y Tobi Binder que han obtenido el primer, segundo  y tercer premio respectivamente.

Sergei Stroitelev presentó una serie fotográfica llamada “La casa de la luz” caracterizada por sus imágenes abstractas en blanco y negro que muestran la vida de niños y niñas con enfermedades terminales que viven en el Hospital Infantil de San Petersburgo.  En él, cuenta el autor, se cambia la palabra “cuidados” por la palabra “amor”, y se intensifica el valor de la vida, la felicidad y el confort de los más pequeños. Por cada muerte en el Hospital de un niño, se enciende una vela, y en 2015 se encendieron 18 velas. Su obra está protagonizada por Zhenya, una pequeña que no supera los 8 años y  que sufre una forma severa de epilepsia

.

sergei-stroitelev-the-house-of-light-2_31612241922_o-1024x683

“La casa de la luz” Sergei Stroitelev. Ganador XX Premio Internacional Fotografía Humanitaria Luis Valtueña

 

César Pastor Castro es el primer finalista de los premios Luis Valtueña con su obra “Hurler, la ecuación del gran Utrilla”. Sus fotografías muestran el día a día de Nacho, un niño de 7 años que padece el Sindrome de Hurler, una enfermedad denominada rara que afecta a su desarrollo físico y psicológico. Las imágenes tienen una connotación de amor y cariño paterno hacia un hijo que depende 100% de ellos. El blanco y negro de sus instantáneas centran la atención en el contenido y significado de la imagen que le dotan a la vez de una estética cinematográfica.

4

“Hurler, la ecuación del gran Utrilla” César Pastor Castro. Primer finalista XX Premio Internacional Fotografía Humanitaria Luis Valtueña

 

“El Coste humano de los agrotóxicos” de Pablo E. Piovano denuncia las consecuencias de la fumigación con agrotóxicos como el glifosato u otros herbicidas o insecticidas en Argentina, que ha llevado a un incremento de enfermedades oncológicas y deformaciones en el cuerpo humano de los afectados. Presenta una realidad sin voz que oculta personas con problemas de desarrollo psicológico, deformaciones en aquellos que han trabajado en la propia fumigación de terrenos con agrotóxicos, y el efecto de estos en aquellos que desde su nacimiento tienen una enfermedad como espina bífida.

 

2

“El Coste humano de los agrotóxicos” Pablo E. Piovano. Segundo Finalista XX Premio Internacional Fotografía Humanitaria

 

El alemán Toby Binder es el tercer finalista con “Niños y niñas de Peace Village” un hospital situado en Dusseldorf que acoge a niños en situaciones insalubres para cuidarles y protegerles al menos durante un año. Estos suelen llegar sobre todo de Angola, Afganistán y otros países que sufren las consecuencias de los conflictos bélicos.

 

1

“Niños y niñas de Peace Village” Toby Binder. Tercer Finalista XX Premio Internacional Fotografía Humanitaria

 

La exposición fotográfica, presentada en el Centro Centro Cibeles, es una dosis de realidad que permanece oculta en una sociedad influenciada por los medios de comunicación y sus agendas mediáticas, que en muchos casos no dan cabida a algunas de las verdades más crueles que tiene el mundo. Cada una de las series fotográficas supone una enseñanza y un despertar más allá de lo que nos rodea, siendo capaces de ser conscientes al menos por un momento, de que lo que tenemos nosotros, les falta a ellos. Los fotoreportajes de Sergei Stroitelev, César Pastor Castro, Pablo Piovano y Tobi Binder son un reflejo de la historia de una persona o población en representación de miles de ellas que lo padecen. La exposición estará abierta al público en Madrid hasta el 5 de marzo.

 

Javier Garay