Abierta la inscripción para las XVIII Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño

JORNADAS-FOTOGRAFIA-EDICION-DISENO

Os presentamos la XVIII edición de las veteranas Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño, que tendrán lugar los días 17 y 18 de marzo en el salón de actos de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU San Pablo de Madrid.

El evento, organizado por el Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad y el grupo de investigación emergente ICOIDI, contará, como cada año, con un cartel de lujo para reunir ilustradores, fotógrafos, periodistas, y personalidades del mundo del diseño en un mismo marco en el que ofrecerán testimonio de su experiencia a estudiantes de grado y posgrado, y profesionales de la comunicación.

PROGRAMA-JORNADAS

DESCARGA EL PROGRAMA DE LAS JORNADAS

¡Inscríbete ahora haciendo clic aquí! (para doctorandos de la CEU Escuela Internacional de Doctorado -CEINDO-, se informa de que estas Jornadas se inscriben en la línea 3 del Programa de Comunicación Social y podrán pedir certificado acreditativo de asistencia).

Anuncios

Viaje ecologista con Sebastiao Salgado

Fernando Bonete Vizcaino

la-sal-de-la-tierra-cartel

Profesores y alumnos de asistieron el pasado viernes 24 de octubre al prosterno del documental La sal de la tierra, sobre el fotógrafo Sebastiao Salgado, una oportunidad única para descubrir a este artista que ha acaparado salas de exposiciones de todo el mundo con las instantáneas de su último trabajo, Génesis. Te presentamos una pequeña reseña de la película.

No dudo de la factura técnica de un cineasta que ha conseguido entrar en la clasificación de “clásico” del séptimo arte estando todavía vivo. Menos cuando se trata del género documental, formato con el que Win Wenders se introdujo en el cine. Primero con cortometrajes Silver City Revisited y 3 American LPs (1969), más tarde con el largometraje sobre Nicholas Ray Relámpago sobre agua (1980). El documental ha salpicado durante más de cuatro décadas de carrera audiovisual el trabajo del director alemán, y nos dejó un reciente ejemplo de esta guisa en 2011 con los minutos dedicados a su compatriota bailarina y coreógrafa Pina Bausch.

Wenders repite este 2014 en el género junto con Juliano R. Salgado: La sal de la tierra, sobre el fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado. Como en el caso de Pina, la belleza de su metraje es indiscutible. Decía que no dudo de su maestría formal… otra cosa es lo que nos cuenta.

El comienzo, desde luego, es prometedor. El encuentro entre cineasta y fotógrafo, emocionante. La mirada humana que comparten, inteligente y bondadosa. Las historias de sufrimiento en los parajes más recónditos del mundo, turbadoras, conmovedoras… Por eso sorprende el viraje de mitad del filme en adelante, cuando todo ese discurso de Salgado narrado por Wenders, que parecía encaminado a demostrar la necesidad de la caridad para con los más desfavorecidos, ese dar voz a los sin voz a través de la fotografía, se transforma en decepción y pesimismo por las obras de la naturaleza humana y termina convirtiéndose en un discurso meramente ecologista.

El resultado del trabajo fotográfico de Salgado, lo que hay detrás de su obra, es la desesperanza, la desconfianza en el hombre y, finalmente el refugio en la naturaleza. Eso es cobardía: podría haber arriesgado, apostado por la semilla del amor humano, y se conforma con la reforestación. Bien es cierto que lo segundo vende más en un mundo posmoderno panteísta, pero entonces el título del documental, La sal de la tierra, no cumple con las intenciones de su fuente original (Mt, 5:13), sino con una operación de marketing que se termina de explicar por la presencia de Juliano R. Salgado, hijo del fotógrafo, junto con Wenders frente y tras la cámara.

Por otro lado, los aficionados y profesionales de la fotografía van a echar en falta en este documental referencias al procedimiento de trabajo de Salgado. Todos tenemos en mente aquella maravillosa War Photographer (Christian Frei, 2001) en la que se nos muestra el día a día de la toma y edición y publicación fotográfica del célebre James Nachtwey. No hay de eso en La sal de la Tierra. Hay que imaginarse cómo se han capturado las instantáneas… y la cantidad de ajustes HDR que maquillan el trabajo de Salgado.

Aprende a… hacer un cinemagraph

Podríamos definir el cinemagarph como un formato híbrido entre la fotografía y el vídeo: una imagen fija en la que, de repente, nos sorprende el movimiento. Es una técnica sorprendente, atractiva y de fácil ejecución. A continuación te detallamos paso a paso cómo hacerlo.

Y este estoy el resultado:

MVI_5239

Material cedido por Gonzalo Domínguez (fotógrafo) y Julia Cobián (modelo).

¡¡SUERTE!!

 

Selfies que hacen historia

Selfie (autorretrato): fotografía  tomada por uno mismo hacia sí mismo y disparada, habitualmente, desde un smartphone o webcam.  Para hacerla, basta con estirar el brazo, mirar al objetivo y posar (lo de gritar patata es opcional). Último paso: colgarla en internet.

Cada día más personas se suman a esta “nueva” modalidad fotográfica. La moda de las selfies no se limita al público adolescente.  A ella también han sucumbido grandes personalidades del mundo de la política, como David Cameron u Obama, del mundo del cine, como la famosa selfie en grupo de los Oscars…  hasta el Papa Francisco tiene una. Las autofotos de los famosos revolucionan las redes sociales. También las disparadas en situaciones extremas, por ejemplo, en el interior de un caza (cuanto más raras sean las circunstancias, mejor).

Hoy te traemos una selección de las selfies más famosas. 

Imagen

El cine, el corazón de Magnum

Imagen

La intimidad de los rodajes quedó descubierta ante los ojos curiosos de Magnum, que descubrió en el cine una realidad tan desconocida como intrigante. Todo nació, como surge casi todo acto humano, de una relación. La relación entre Robert Capa y la actriz Ingrid Bergman. El fotórreportero se adentró en una guerra peligrosa, ya que la desconocía por completo. Esta era la guerra de los focos, la cámara y la acción. Siguiendo a su amante al rodaje de Encadenados, de Alfred Hitchcock, nació lo que sería a partir de ese momento la unión de Magnum con el cine.

El 1 de abril en la Sala Canal de Isabel II de Madrid se inaugura La cámara indiscreta. Tesoros cinematográficos de Magnum Photos. En ella se podrá disfrutar de las más de cien imágenes que representan ese estrecho vínculo entre cine y fotografía, dos artes que se irán distanciando con los años.

“La relación de Magnum con el cine siempre fue una relación muy natural”, asegura la directora de exposiciones de Magnum en París y encargada de la selección que se estrena en madrid. En este sentido, hay que dejar en evidencia la diferencia que existe entre esa unión y la que existía antes de ella, que podría denorminarse matrimonio de conveniencia si atendemos a sus fines publicitarios. Pero si buscamos el verdadero motivo por el cual fue posible dicha simbiosis, no es más que como hemos dicho, las relaciones personales entre fotógrafos y actores. Esta fue la principal razon por la cual cuando el cine de Hollywood comenzó a aislar a sus estrellas, esta magio se perdió en el pasado.

La película que marca la historia de Magnum en el universo del cine es, sin duda, Vidas rebledes, de Huston. Este drama escrito por Arthur Miller, tuvo como peculiaridad la petición al director de de Magnum por parte del productor, Frank E. Taylor, de que se encargase de suminisrar el material fotográfico a las revistas evitando problemas oleadas de paparazis. De esta forma, Magnum envió a nueve de sus mejores fotógrafos para que consiguiesen transmitir toda aquella amalgama de emociones y sentimientos que inundaba el rodaje. Cada uno aportaba su pequeño universo, su visión de lo que ocurría tanto dentro como fuera de los escenarios, pues las imágenes crecían y evolucionaban con los actores. Desde la luminosidad y fuerza de los primeros momentos, con una Marilyn Monroe que se comía las cámaras con una mirada, hasta el final más triste y nostálgico de una Marilyn debilitada y un Clark Gable que moriría víctima de un infarto poco después.

Cornell Capa, Henri Cartier-Bresson, Ernest Haas o Inge Morath entre otros, supieron retratar con detalle todo ese mundo hasta entonces opaco para los que vivían la gran pantalla desde la butaca. Los actores se vuelven más humanos en las fotografías, como ocurre con la fuerza de la actriz Elisabeth Taylor que capta Burt Glinn, y también los lugares más corrientes como Castilla consiguen sacar a la luz toda su belleza e inmensidad con fotografías como la de Nicolas Tikhomiroff. Todo esto en una exposición que se mantendrá abierta al público del día 2 de abril al 27 de julio en la Sala Canal de Isabel II de Madrid, en la calle Santa Engracia 25.

Galiana Legorburu

XVII Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño

6 y 7 de marzo. Salón de Grados de la Universidad CEU San Pablo. Julián Romea, 23

La armonía entre información y estética se personaliza en las XVII Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño que organiza la facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU  San Pablo. El seminario se celebra en el Salón de Grados de la Universidad, situado en la calle Julián Romea número 23.

Se inaugura el jueves 6 de marzo con el coloquio de Pablo Mª Ramírez, socio fundador de ‘Sin Palabras’, que empieza a las 10:30 horas bajo el título: ‘Del dato a la sabiduría. Dibujar para descubrir, entender y comunicar’. Dentro del bloque centrado en la visualización de la información,  también tiene una cita el jefe de Diseño de ‘El Economista’. Pedro Vicente hablará sobre el formato horizontal de la nueva prensa digital, coloquio que se celebrará a las 12:00 horas.

En el campo del diseño y la maquetación, a las 16:00 horas, el protagonista será el periodista y editor de la revista ‘Don’, Javier Moya, que revelará a los asistentes los secretos sobre cómo se hace una publicación para tablets en la época en la que vivimos. Después, el director de Bluecell, Ángel Sopeña, se detendrá en la parte de contenidos para la web y redes sociales, así como virales y estrategias de marketing digitales.

La vertiente fotográfica se apodera de las Jornadas durante el viernes 7 de marzo. A las 9:30 horas, la fotógrafa Rosa Muñoz presentará su coloquio ‘Entre la fantasía escenográfica y el rigor documental’ y a las 11:15 horas, Daniel Ochoa de Olza hablará, desde la experiencia, sobre la fotografía en agencias. Ochoa también impartirá un Taller de Edición fotográfica a las 12:30 horas.

Los interesados en estas Jornadas de Fotografía, Edición y Diseño ya pueden inscribirse a través de la página web. El precio son 20 euros, pero los alumnos y ex alumnos de la Universidad CEU San Pablo están exentos de la cuota de inscripción. La fecha límite para matricularse en el seminario se establece el 4 de marzo.

Eugenia Soler Gil

Imagen

El XVII Premio Luis Valtueña: un grito de esperanza

 

Una familia camina por calles vacías de Aleppo. Tratan de vivir una vida en la guerra de una ciudad desgarrada/ Niclas Hammarström

No son fotos amables lo que vamos a encontrar en esta muestra, pero espero que, aunque desenfocada, también la esperanza esté por ahí retratada”. El actor Juan Diego Botto presentó así la inauguración y entrega del XVII Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña.

Médicos del Mundo celebró el acto el pasado 21 de enero, y aun 17 años después del primer encuentro, la emoción y el deseo de mejorar la situación mundial siguen siendo los protagonistas indiscutibles de un único fin: afrontar la realidad a través de la fotografía. Una realidad dura, poco atractiva y lejana para muchos, pero no por ello debemos alejarla de nosotros. Esta es la mejor manera de que familiares, amigos y participantes del movimiento humanitario, la cooperación y la cultura mantengan vivo el recuerdo de todos aquellos asesinados en Bosnia y Ruanda mientras luchaban con fervor contra la peor de las enfermedades, la que desde aquí oímos como una triste historia, la que pasa desapercibida ante los ojos de aquellos que viven en la abudancia: la injusticia.

Sin las imágenes que componen esta exposición, sin el trabajo de periodistas y fotoperiodistas, seriamos sin duda más ignorantes sobre aquello que sucede en otras partes del mundo”, aseguraba el propio Botto durante la presentación. Y es que, gracias a Niclas Hammaström, Fabio Cuttica, Wai Hnin Tun y Mingo Venero, entre muchos otros, se aporta un pequeño grano de arena en el dificultoso terreno de la guerra contra la desigualdad.

Niclas Hammarström, ganador de esta edición es un ejemplo para el resto de los participantes, ya que su empeño por desenmascarar los problemas sociales en Siria tuvo como consecuencia un cautiverio de mes y medio, justo después de dar a concoer su serie Aleppo, diez imágenes que realizó durante su viaje al país en el año 2012. Por este motivo, el fotógrafo no pudo asistir a la recogida del premio, en cuyo lugar fue el vice embajador de Suecia en España, Andwers Carlsson.

En este sentido, Mingo Venero, el tercer finalista y autor de la serie “Silenciosa espera”, también defiende su intención de remover, de alguna manera, las “conciencias de los poderosos”. Es decir, de aquellos que poseen algunas de las herramientas para reparar los “agujeros negros” de los continentes.

La segunda finalista, la fotógrafa birmana Wai Hnin Tun, mostró su visión más esperanzadora de la realidad con la serie “La casa de la Buena vida”, con la que recibió, además, la mención “María Moreno”. Por otro lado, Fabio Cuttica, el primer finalista, retrata con “La senda tenebrosa” el complicado viaje a México y Estados Unidos de más de 400.000 inmigrantes procedentes de Centroamérica y cómo solo cumplen su sueño a penas un quince por ciento de ellos.

Un año más, un grupo de fotógrafos nos enseñan a través de sus obras la cruda realidad de muchas personas en distintos lugares del mundo. Nos emocionan, nos conciencian y reclaman nuestra empatía, nuestra solidaridad. En nuestra mano queda enfocar la esperanza y retratar un mundo sin hambre ni miseria.

Galiana Legorburu