Magnum Photos: el alma del reportaje fotográfico

Imagen de la página web de Magnum. En la foto aparecen, Robert Capa (izqda) y George Rodger, a las afueras de la ciudad de Nápoles en 1943.

Rodeada de un halo de cierto romanticismo fotográfico, que no ha perdido desde su fundación, Magnum Photos tiene como socios a los más importantes fotógrafos de los cinco continentes y sedes en Nueva York, París, Londres y Tokio y supone algo más que lo evidente, es decir, algo más que una agencia de fotografías de prestigio internacional, implica un sello de calidad asociado a cualquier imagen que acredite esta procedencia.
Formar parte de Magnum, probablemente la agencia más importante y reconocida dentro del mundo de la fotografía, es en muchos casos una meta, el espaldarazo definitivo a un trabajo bien hecho e incluso el colofón soñado en la carrera de cualquier fotógrafo que ame su oficio.
Magnum se fundó dos años después de acabar la segunda guerra mundial, en 1947 por Robert Capa, George Rodger, Henri Cartier-Bresson y David “Chim” Seymour. Estos dos hechos, la fundación de la agencia y la segunda guerra mundial, están íntimamente vinculados: fue durante la guerra cuando a Robert Capa le surge esa idea en su cabeza. Capa deseaba una cooperativa de fotógrafos que les diese independencia económica y editorial y que, como consecuencia inmediata, les permitiese una libertad de acción desconocida hasta la fecha. Las dos vertientes señaladas les permitirán ser los gestores de su tiempo y de su obra, además de ser los propietarios del copyright.
No obstante, los inicios de la agencia se remontan a 1943. En ese año, a las afueras de Nápoles y durante la liberación de la ciudad por las tropas anglo-estadounidenses, Robert Capa expone su idea a George Rodger, que viajaba con el 8º ejercito de Montgomery, de crear la “cooperativa” de fotógrafos. Es Capa, quien convence a Cartier-Bresson (entonces ya reputado fotógrafo) y a David Seymour de formar parte de ese proyecto. En el proceso de creación de Magnum participará también el fotógrafo estadounidense Bill Vandivert, aunque abandonará el proyecto poco después.

Sigue leyendo